lunes, 4 de mayo de 2015

Abortar misión.


 Al empezar el año, incluso meses antes y paralelamente a los proyectos personales que tenía en marcha, traté de cerrar otros nuevos, entre los que destaco un disco infantil en Galego o un festival de cantautores con la esencia de los conciertos de cantautores que organicé con la Universidad. Los dos proyectos se trabajaron junto a David Taboada.  

Recuerdo como si fuera ayer la sensación de pena que tuve cuando no se pudo cerrar la tercera edición del Paraninfo, la premisa era no hacer algo que maltratara lo bueno de las ediciones anteriores. 

Empezaba la crisis y la alternativa era buscar la mayoría de la financiación fuera de la Universidad.

A pesar de no poder hacer esa tercera edición uno se sintió realmente feliz por las dos primeras y agradecido a la Universidad y a todos sus responsables por la oportunidad dada a la canción de autor, hasta el momento casi escasa en otros ámbitos. La primera edición del Paraninfo fue en 2007 se pensó en noviembre del año anterior junto a un buen amigo que se llama David Verdes y se hizo en Mayo, el día 4.

He aprendido a no prometer nada, a trabajar con la espada del "a ver si se puede hacer" sobrevolando mi cabeza ya que cuando la puerta no se abre el desgaste es solo mio, de nadie más (que nadie se engañe). Yo soy el que pierde el tiempo y el que malvive alegremente de esto, el que da las gracias por lo conseguido o sigue trabajando como hasta ahora e incluso a veces quiere bajarse del tren

Ya no me suena que sea aquel niño y que me moje aquella lluvia, no me gusta vivir de aquellas rentas ( alegrías o tristezas), eso sí, hace poco me sentía como aquel niño con los zapatos mojados de aquella lluvia y algunos abrieron el paraguas y eso es muy reconfortante.
















Publicar un comentario