lunes, 25 de marzo de 2013

Paris Joel colabora con su voz en mi disco.


Por suerte tengo gente cerca, gigantes que iluminan un camino, individuos que me apartan del precipicio. Siguiendo con el título y la dinámica que va a llevar mi disco nuevo he pensado en contaros cual va a ser una de las primeras colaboraciones de voz.
No es un secreto, pero para mí es una alegría por lo que llevamos trabajado juntos y por el respeto que ha tenido hacia mi trabajo desde que le conozco no solo como compañero sino también como una de esas personas más cercanas e imprescindible.
Lo admiro como músico por el tesón y la solidaridad hacia el resto, conozco a muy poca gente que sea capaz de ser tan generosa y a las pruebas me remito. Me siento identificado con muchos valores que tiene y creo que aunque tenemos edades distintas pasamos por cosas similares.
Tiene una manera de cantar muy personal, compone y escribe por instinto y no escribe lo que no siente, tiene la capacidad de emocionarme cuando lo voy a ver y en un parque me enseña la última canción que ha compuesto.
Cuando hace años pensé en este proyecto, una cosa la tenía muy clara que Paris Joel tenía que estar cantando conmigo una canción en el disco, el acepto hace años ya la petición como otros, ya que llevo años pensando en este disco.
Hace algunos años fui a verle a la Fábrica de Oleiros, presentaba sino recuerdo mal un disco con una portada en “plan Matrix”, creo que nos conocíamos pero nunca habíamos hablado, ese día tuvo la ocurrencia de sacarme a cantar, desde entonces comparto conversaciones telefónicas interminables, canciones en un disco suyo, familia, ya que así me hacen sentir sus hijos y su mujer cuando voy a su casa, comparto miedos e incluso a veces cuando esta jodido a mí se me pone un nudo en el estómago, comparto proyectos y pienso como el que no estamos solos.
Como dice la última canción que hice “Paris apuntala las heridas de mis escenarios” es un gigante dentro de las canciones, un tipo que siempre ha tenido espacio para mí, por estas y más razones tiene que estar en “La luz de los gigantes”. 
     
Publicar un comentario