domingo, 6 de octubre de 2013

Cambio de estación.

Foto: Juan Carlos Zamora.
Si alguien preguntara sobre ciclos, eventos, festivales o todo tipo de faunas cantautorescas en Galicia o en Coruña es muy probable que por suerte o por desgracia se me ocurran algunos nombres, incluido el mio.
Esto no es ni un do de pecho ni siquiera un cambio de estación, es solo que hace algunos años no había nada y eres tu mismo el que se buscaba las castañas... más o menos, como ahora.

No hay pataleta, ni siquiera denuncia, había pocos locales de música en directo y se cerraban ciclos de ocho cantautores aunque los locales míticos aun no nos dejaban sus espacios, solo algunos que empezaban a programar y algunos que lo hacia porque tú llamabas a su puerta ( vamos lo normal).

El fascismo musical en lo que se refiere a estilos es cojonudo y como todos sabemos para gustos colores, últimamente me cuesta más ser objetivo en lo que se refiere a este tema y noto que los abanderados de su #estilomanda se vienen arriba....pero esto es otro tema.

Siempre he pensado que la canción de autor tiene un montón de cosas cojonudas pero eso si, no me siento especial, si que siento que la diferencia es lo que hace que la música tenga cierto sentido y quizás por eso admiro igualmente a cantidad de músicos que hacen otras cosas, incluso que no se sienten cantautores. Ahora bien, el fascismo musical me da alergia y me aferra a mi estilo, no necesito que te guste lo que hago, ni siquiera he inventado la pólvora, nunca he ido de abanderado de nada ni de rey de las evolución musical, solo y simplemente trato de hacer canciones y por supuesto soy cantautor.

Como es evidente uno a veces sigue siendo un poco ingenuo y sigue estando en el mismo lugar, desde la misma casa y con la misma idea colectiva, "uno es como es", pasan bares y cierran bares, cambian gobiernos locales, aparecen asociaciones salvadores y nuevos músicos, algunos se quedan en el camino y otros siguen, algunos inventan la pólvora y otros se dedican simplemente a trabajar.

Soy ingenuo pero hay cosas que no me cuelan, recuerdo hace años después de un concierto se me acerco un tipo prometiéndome conciertos en América Latina, "mándame canciones, para poder moverte por allí", " llevamos a gente como Aute" ... recuerdo que el tipo me decía que tenia que estar dispuesto a viajar y estar durante una larga estancia fuera de España, yo le respondí, me tiene que compensar ...
Al final todo quedo en un susto, mis familiares y amigos me tendría que seguir aguantando en España. Con el tiempo uno valora las palabra, por eso es irremediable que te canses de vez en cuando, aunque ya no sea ni la primera, ni la segunda ni la tercera vez que te dicen, hablan, repiten y tripiten las mismas cosas.

Pero no pasa nada ya que uno seguirá estando en el mismo sitio, buscándose sus ciclos y conciertos en cualquier ciudad donde viva, espero al menos permanecer y trabajar e incluso a lo mejor cumplir algún sueño más que tengo pendiente.





Publicar un comentario