jueves, 23 de noviembre de 2017

Aquí tenéis "Una de Romanos"



Canción no incluida en ningún disco grabada en los Estudios de A Coruña Rec&Play por Juan Felpeto. Batería: José Garcia. Bajo: Juan Aparicio Teclados: David Taboada Guitarra española: César de Centi Coros: César de Centi Texto y recitado del final de la canción: Carmen Conde. Coros y jaleos: Paris Joel, danieme, Luga, Claudia Vazquez, Bea a de Estrella, Eva Súarez, Tamara Diáz,Tato López y Carmen Conde. UNA DE ROMANOS Fue en un día de verbena en tu piel disparé con una escopeta de feria te roce y te quedaste para saber si la mentira era convincente mi vértigo la escusa para cogerte Luces bailando en sus ojos, tu tan Fred Astaire yo tan patoso un traspiés un pasodoble estallamos como fuegos artificiales en aquellas atracciones. La orquesta no dejo de tocar te dedicaron una de romanos te robe las llaves se desnudo el verano y te vi. Bailando y agarrada a mi cintura soltando lastre del universo bebiendo de un trago todas mis dudas en un quinto de cerveza con vistas a la luna y sin ascensor En la historia el nudo fue subirnos a la noria mientras dos ancianos bailaban en su memoria los esguinces del pasado salieron volando en aquel viejo y cansado carrusel El atardecer acunó las luces del alba una gitana dejaba futuro en las mangas inexpertos que aprendiendo claqué en la luna y de un plumazo encontraron fortuna. La orquesta empezó a disparar te dedicaron una de romanos te robe las llaves se acabo el verano,te vi Bailando agarrada a mi cintura soltando lastre del universo bebiendo de un trago todas mis dudas en un quinto de cerveza con vistas a la luna y sin ascensor Tus ojos verdes fundieron el tendido entonces corrimos como bandidos el respetable salió enfurecido y la vida fue una mirilla trucando el porvenir. Un coche de choque en marcha nos esperaba mientras un perro piloto me ladraba tu piel una constelación alumbrando la huida de dos que no sabían huir. la orquesta ya dejo de tocar puse a esta canción una de romanos desde entonce se repitió aquel verano y nos vi. Tumbados y aplaudiendo al precipicio soltando lastre del universo bebiendo de un trago todas mis dudas en un quinto de cerveza con vistas a la luna y sin ascensor
Publicar un comentario