sábado, 18 de junio de 2011

Imprescindibles.

Quiero pensar que todo irá bien que en el camino hay baches y a veces los cogemos todos, pero no dejo de aprender, de agradecer las oportunidades que poco a poco me brindan y de crecer junto mi familia musical, los imprescindibles.Ayer y antes de ayer por muchas razones pensé que tenia que ser agradecido y es que me quedo con algunas cosas para mi y para siempre, solo para mi, donde yo campo a mis anchas.

Posiblemente seguiré nadando entre alfileres y posiblemente otras veces desde aquí sea un tipo triste, pero hoy no, no voy a dar impresiones equivocadas y contaros que por mal que pese, uno va poco a poco cumpliendo sueños.Y es que ayer en el Moby las cosas cambiaron algo, algo se removió en mi y todos estuvieron tremendos y sonreían reivindicando la felicidad como bandera.


Quiero pensar que todo irá bien que a mi alrededor hay gente buena que florecen de una vez por todas los días con luz y que posiblemente el futuro estará a la vuelta de la esquina, quiero pensar que un día no muy lejano los imprescindibles recuperaran lo que se merecen y que bailen bajo la lluvia alguna canción de Luis Pastor o Javier Ruibal, que Hilario  Camacho de marcha atrás y conozca las versiones maravillosas que le hace mi amigo Paris y que me atreva a cantar "No es verdad" y que en un día de feria podamos vivir de lo que queremos y disparemos balas de fogueo a aviones de papel.

Que las cosas difíciles no condicionen nuestra vida y que sonriamos por prescripción medica al menos una media hora al día. Se acorta el cerco y conozco las caras y me queda con las anécdotas, hoy más que nunca se que no soy consciente de lo que vivo y hay mucha gente que cada día me lo recuerda con mucho respeto y mucha dedicación lo mucha que me quieren.

Porque llegaremos a tiempo, reivindicando la normalidad del artista, como algunos,la grandeza de esa normalidad es tremendamente necesaria.  






Publicar un comentario