sábado, 22 de enero de 2011

Olga Andres y César de Centi en Garufa

Todo lo que pueda decir será poco para contaros lo bien que me lo he pasado ayer cantando con Olga, el Garufa como siempre ha ganado mi confianza una vez más por prestarse a dejarnos tocar y luego por ese sonido maravilloso que hizo que estuviéramos muy cómodos en un escenario que tiene algo mágico que solo se puede explicar cuando tocas en el.

Hoy me levante con una certeza, esa que aparece de vez en cuando y nos dignifica como músicos cuando hacemos conciertos como el que tocamos Olga y yo en Garufa ayer de noche.Empezó Olga y menuda manera de hacerlo, la gente en silencio y Olga cantando de lujo, hubo un momento que nos tenia a todos ensimismados y atentos.
Enganchamos con "Ana y Pablo" y lo que si os puedo decir es que cuando yo subí a cantar, la circunstancia me produjo un enorme respeto y una enorme complicidad casi sin querer ya que me siento muy identificado con la manera que tiene de hacer canciones e incluso me atrevería a decir que tenemos reflexiones similares.

Luego subí a cantar yo y la percepción desde el escenario fue buena y espero que a la gente le valiera la pena el concierto. Luego se subió Paris a cantar conmigo y no me canso de hacerlo, Paris  y yo coincidimos en un montón de cosas y me encanta que el escenario sea una de ellas, hoy mismo iré a verle yo a Garufa en otra gran noche.Ella canto conmigo "Llevame" como final de concierto.

Creo que los conciertos como el de ayer son para verlos en directo y nada que yo escriba puede hacer justicia a ese silencio y ese respeto que habéis tenido.Muchas gracias a todos los que os acercasteis a Garufa, ojala podemos repetir pronto.


Publicar un comentario