domingo, 13 de marzo de 2011

Domingo

Maria Viñal me ha pasado el otro día los vídeos del concierto en la Sonar y este que os pongo es uno de ellos, "Coleccioné", espero que os guste.(gracias Maria!)


Llevo unos días en segundo plano atendiendo a algunas cosas, repasando otras y lo único que os puedo escribir hoy es que es domingo y que hay que emocionar.


Asistencia a conciertos; Miguel Castro y Marwan y su música en directo, aprendemos de cada vez sin darnos cuenta, el viernes que viene Paris Joel y Francisco Espinosa en Sada en el Moby, y yo con parte de material nuevo, para tratar de mejorar, recibiendo consejos sabios de amigos que indirectamente antes había recibido de algunos referentes.
Mientras Danieme escribe así desde Madrid:

sé que nunca había estado allí...

llevo el viento hablando a tu favor,
releyendo los mensajes...
cada vez que tiemblas, tiemblo yo
si no sé cómo salvarte.
llevo a Valparaíso con tu olor
para encontrar el camino
y Atacama dentro de un reloj
por si te veo en peligro.
llevo
por si acaso, algún culpable,
por si acaso, algún testigo,
cuantas más veces me hago el equipaje
menos cosas necesito...

Santiago dejó cicatriz,
recién visitado Punta Arenas,
sé que nunca había estado allí
pero soy el loco que regresa...
apenas a seis horas de aquí
la Gran Vía en otoño me espera,
siempre que desembarco en Madríz
aún es primavera en la Moneda...
me he intentado olvidar de ti,
y no hay manera...


tengo una llamada que no ví
hasta que llegué a San Telmo,
la Casa Rosada está tan gris
porque la echaba de menos...
Luna Park, el Maipu, San Martín,
9 de julio y Palermo,
Sosa, problemático y febril,
bandoneones porteños...

Buenos Aires dejó cicatriz,
recién visitado Avellaneda,
sé que nunca había estado allí
pero soy el loco que regresa...
apenas a cuatro horas de aquí
la Gran Vía en otoño me espera,
siempre que desembarco en Madríz
en Corrientes aún es primavera,
me he intentado olvidar de ti,
y no hay manera...


antes de regresar a Madrid
una última parada,
Riazor espera para mi
con el agua preparada,
sé que en visitarte suspendí,
ni me presenté al examen,
pero en acordarme de ti
fui el primero de la clase...

La Coruña dejó cicatríz
por los años que he pasado fuera,
sé que hace tiempo que me fui
pero me devuelve la marea...
apenas a una hora de aquí
la Gran Vía en otoño me espera,
siempre que desembarco en Madríz
me huele el corazón a Marineda...
me he intentado olvidar de ti,
y no hay manera...



.......................................Espero que nos veamos pronto.
Publicar un comentario