jueves, 29 de marzo de 2012

Prospecto

Trato de escribirte
aunque me salen tachones,
párpados como deseos
que caen en la pantalla,
como comas, pero secos.

He matado prácticamente
el recuerdo de tu risa apoyada.
He matado las premisas
y los planes, decapitando
el recuerdo de tus manías
abrasando el frío de una indiferencia
y me he dado cuenta de mis millones
de defectos de mis esquivas esperanzas
de que la ultima vez después de todo
yo era un puzzle sin dos piezas y tu
las dos piezas del puzzle.

Me he sentido el mas idiota de los
mortales al no haberme dado cuenta
de que al final la novedad se convierte en lastre.
Te escribí y se astillaron los lápices
en mis dedos,mis manos flaquean
y se que en estos tiempos
el aprendiz de poeta que llevo dentro
solo sirve para hacerme el interesante.

Te aprendí a olvidar bajo intensas
jornadas de calor y edificios emblemáticos, aunque en esto
los idiomas se hermanan,
escuche demasiado el camión
de la basura.

He pensado en seguir siendo yo
para seguir siendo invisible
como cuando era un lastre,
y he borrado los tachones
y he llamado a esto
prospecto de nada o de todo.











Publicar un comentario