viernes, 22 de octubre de 2010

El lazo rosa (César Casal)

El lazo rosa
Viernes 22 de octubre de 2010

Hacía tiempo que no se veían lazos en las solapas. Como si las causas se hubieran extinguido. O diesen igual. Y esta semana empecé a ver lazos rosas, aquí y allá. Por la calle, en la televisión. Es el lazo rosa para combatir el cáncer de mamá. El mensaje es muy claro. Lo repiten desde las asociaciones, que tanto trabajan para mejorar la vida de las afectadas: «Prevención es curación. Cuanto antes es mejor para combatirlo». Es terrible cómo, por desgracia, creemos que la palabra cáncer tiene como sinónimo la muerte. Lo cuenta de forma descarnada una afectada: «Es inevitable. Cuando el médico te dice que tienes cáncer, lo siguiente que piensas es en la muerte». Nada como los testimonios positivos sin edulcorante para saber que la lucha es posible: «Del cáncer de mama se sale, igual que he salido yo y que han salido muchísimas mujeres». Lo dice una mujer que lo logró y que añade otra verdad: «La enfermedad me cambió a mejor: cuando acabas el tratamiento ya solo te importan las cosas necesarias». Los porcentajes demuestran que la curación existe.

La experiencia demuestra que mirar de frente a la muerte ayuda a comprender que lo único importante que tenemos es el tiempo, y es lo que más desperdiciamos. Las sensaciones cotidianas, que muchas veces ni valoramos, son las que nos convierten en gigantes. Lo triste es que tenemos que enfermar para darnos cuenta. Siempre llegamos tarde a la verdad.

Publicar un comentario